08/11/201800:00:10

Ex alcaldes, a cuentas

Salvador Fernández Tiempo de política

Tiempo de política

08/11/201800:00:10

Con el antecedente del denunciado desfalco de 84 millones por la existencia en el ayuntamiento de Centro de cientos de activistas electorales durante la campaña de Gerardo Gaudiano y la corresponsabilidad de su sustituta Casilda Ruiz, ayer fue expuesto que de las 18 mil luminarias instaladas, el 40 por ciento tienen deficiencias, es decir, siete mil 200.
El coordinador de Alumbrado Público, Alberto de la Cruz Cruz, precisó las deficiencias denunciadas a través de llamadas de los vecinos en el sentido de que unidades del primer cuadro del Centro no cumplieron con la norma 013, en cuanto a la intensidad de iluminación de la calle, porque no se dio un buen estudio, y muchas fueras instaladas al azar.
Concretamente “no se les instaló la tierra física. Todas las lámparas deben estar aterrizadas o en qué circuito aterrizado, para evitar que se quemen, (pues ahora) cuando hay tormentas eléctricas, cae un rayo y se queman, tenemos cuadrillas trabajando día y noche, reparando lámparas nuevas”.
Y lo grave, expone el funcionario, es que repararlas cuesta la friolera de 30 millones de pesos. A todo lo anterior se le debe sumar el cuestionamiento original de qué los 170 millones fueron utilizados del empréstito para seguridad pública, más propio para armamento, patrullas, equipo tecnológico, capacitación e instalaciones policiacas, no para lámparas, por más que se argumente que la oscuridad propicia la delincuencia.

EL TURNO DE HUIMANGUILLO.-
Ayer la Tercera Comisión Inspectora de Hacienda del Congreso durante su recorrido por el municipio de “autoridades grandes -como vociferaba el impresentable Pancho Sánchez Ramos- también hay “transas grandes”, detectó que están inconclusas 72 obras de la administración de Sabino Herrera Dagdug y que es necesario una nueva supervisión ante el grado de irregularidades encontrado.
Dos obras destacan: la construcción del boulevard La Piña con una inversión de 70 millones de pesos y la rehabilitación de la Unidad Deportiva Municipal, donde no aparecen nueve millones de pesos. Y cómo los van a encontrar si se fueron a la campaña de la fallida reelección de Chavo Herrera. Hay que recordar que Gerardo Gaudiano no salía de Cárdenas y Huimanguillo.

LA EQUIDAD EN LA CORRUPCIÓN.-
Y las damas se hacen presentes en el tema de robarse el presupuesto miserable de los ayuntamientos. La actual alcaldesa de Centla, Guadalupe Cruz Izquierdo, enumera las corruptelas de la ex munícipe Gabriela López Sanlucas, para dejar a ese ayuntamiento en un estado de quiebra técnica:
- Un déficit de varias decenas de millones de pesos
-Aumento en más del 300 por ciento de sueldos de funcionarios
-Más de 30 obras inconclusas,
-Laudos laborales
-Adeudos con la CFE
Toda una fichita la asalta curas, quien deberá responder por el desfalco en ese municipio.

TIEMPO FUERA.-
Queda claro que el órgano Superior de Fiscalización del Congreso local es un cero a la izquierda en su responsabilidad de supervisar la honesta aplicación de los recursos de los ayuntamientos. Ni que decir de las contralorías municipales que como las estatales son juez y parte.