22/06/202000:44:46

El Gas en el Actual Contexto Energético

Manuel Rodríguez González Análisis

Análisis

22/06/202000:44:46

La reducción de la inversión en exploración y producción en el primer trimestre del año, como consecuencia de la pandemia, fue más drástico de lo esperado, ya que en principio se calculaba entre un 15 y 20 por ciento; pero la consultora Rystad Energy, proyecta para el presente año una inversión global en la industria upstream, de 383 mil millones de dólares, el nivel más bajo alcanzado en 15 años; lo cual equivale a una disminución del 30 por ciento; es decir, de 156 mil millones de dólares en comparación a lo ejercido en 2019, año en que se invirtieron 539 mil millones de dólares.
En este contexto energético, donde prevalece una caída de la demanda, precios bajos y tipos de cambios fluctuantes; la demanda de gas está en vías de experimentar la mayor caída anual de su historia, como consecuencia de los efectos del Covid-19 y el pronóstico de un invierno benigno en el hemisferio norte.
La Agencia Internacional de la Energía (AIE), calcula una disminución del cuatro por ciento de la demanda mundial de gas, que significan 150,000 millones de metros cúbicos (bcm); lo doble de lo que se produjo tras la crisis financiera internacional de 2008.
En su informe anual sobre gas, la AIE señala que el 75 por ciento del descenso total de la demanda de gas para el presente año, se focaliza en los mercados de Europa, América del Norte y Asia.
El mercado de gas natural licuado (GNL), que sustenta el comercio internacional de gas, antes de la pandemia ya estaba saturado por una alta capacidad de licuefacción de Estados Unidos, Australia y Rusia; actualmente ante la perspectiva de una disminución de la demanda y bajos precios, se ha generado un panorama sombrío para las nuevas inversiones que garanticen el suministro mundial, afectando proyectos en Estados Unidos, Rusia y países de Oriente Medio.
En el caso particular de la producción estadounidense de GNL, de acuerdo a Rystad Energy, después de haber logrado el pasado mes de marzo una producción récord de 5.3 millones de barriles por día (bpd), pronostica que para fines de 2020 caerá a 4.4 millones de bpd y en 2021 rondará en 4.2 millones de bpd.
A pesar del colapso energético y una recuperación gradual del mercado en los próximos dos años incentivada principalmente por los países asiáticos encabezados por China y la India, los analistas sostienen que a largo plazo se necesitará mayores suministros de GNL.
Por lo tanto, Qatar continua avanzando en la expansión de North Field, el proyecto de gas natural licuado más grande del mundo y acelerando sus inversiones en proyectos internacionales, como el reciente acuerdo firmados entre Qatar Petroleum y las autoridades mexicanas, para adquirir alrededor del 30 por ciento de la participación total de tres bloques costa afuera localizados en la cuenca de Campeche.