22/04/201900:00:46

De hurto, muerte y traiciones

Guillermo Hübner Díaz Guayabera Política

Guayabera Política

22/04/201900:00:46

La muerte en CDMX, la semana pasada, del ex secretario de Planeación y Finanzas del gobierno del Estado, Amet Ramos Traconis, generó entre los trabasqueños todo tipo de opinión, menos la de que hubiera fallecido realmente.
Su “deceso”, ocurrido unos ocho días después de que su ex jefe, Arturo Núñez Jiménez, apareciera triunfalmente, sin ningún rubor, en una reunión del Instituto Nacional Electoral, INE, fue tomado como parte de una película apocalíptica, no se mostró nunca al público una sola foto del velorio, del cadáver, como suele ocurrir en casos de personas destacadas, y los restos del rubicundo chiapaneco terminaron sin mayor trámite en un crematorio.
Amet, fue el brazo ejecutor del mayor asalto al erario tabasqueño jamás cometido por gobernador alguno, o por su consorte, pues en el caso de Núñez, es a su esposa Martha Lilia López Aguilera, a quien se señala todavía como la “mano dura” del regimen y como quien ordenaba a Amet, a lo largo del penoso sexenio, hacer con el dinero público lo que le venía en gana.
Ellos, se dice, lo hicieron “todo”, desde luego con la complacencia obligada, sometida, forzada, del gobernador (político que se tuvo entre los grandes del país y resultó un triste mito), que fungió sin autoridad moral ni política (hay tabasqueños que aseguran que al tratar asuntos importantes con él, oían decirles; “Esta misma noche consulto a Martha Lilia para saber su opinión”, la que en todo caso equivalía a una decisión única y determinante.
El manejo del presupuesto de Egresos fue cosa de juego, divertido y perverso a la vez, se sabe que malversaron fondos, presumieron y dilapidaron las rentas del Estado que creyeron propias, dejaron a dependencias sin los recursos aprobados por el Congreso, el billete no apareció jamás en su “sistema”, o fue retirado del mismo sin miramientos.
Un ejemplo, lo ocurrido en la Coordinaciòn General de Comunicaciòn Social y Relaciones Públicas, a cargo los últimos 2 años y medio, del abogado, escritor y periodista Francisco Peralta Burelo (amigo íntimo y aliado político de Núñez desde que salieron del PRI). Peralta resulta al día de hoy el gran traicionado por Núñez y Martha Lilia, que no respetaron siquiera las partidas destinadas al pago a medios y analistas por la difusión de obras, proyectos, planes y campañas en beneficio de la población.Aquí, por principio de cuentas, se ordenó al titular cancelar los convenios anuales por publicidad y propaganda gubernamentales introducidos por la licenciada Dolores Gutiérrez Zurita, “Lolita Gutiérrez”, primera en el cargo, y su lugar lo tomaron otros de carácter trimestral que nunca fueron pagados puntualmente, ocurría cuando Amet ordenaba con considerable atraso el trámite debido, esto durante 2016 y 2017.
En 2018 no hubo siquiera dichos contratos, la versión fue la de que se trabajaría con ellos, sí, pero nunca ocurrió tal cosa. “Todavía no da luz verde Amet, pero sí va a haber contratos, ustedes continúen analizando y orientando”, se oyó decir frecuentemente allí, se pagó el año pasado únicamente un mes, julio, y ello por intermediación amistosa de un inversionista afamado.
Así transcurrió 2018 y lo mismo proveedores de materiales que de servicios, terminaron endeudados como nunca lo estuvieron antes, muchos sufren todavía hoy las consecuencias, incapacitados para pagar puntualmente a particulares, comercios y bancos, los préstamos adquiridos.
Recuerdo que el año pasado, el gobernador electo Adán Augusto López Hernández, denunció en Telerreportaje un fraude por 60 millones de pesos en la compra de terrenos destinados a la Zona Económica Especial en Paraìso, era sòlo el principio, las fechorías de los gobernantes con su incondicional Amet en la Tesorerìa, conformarìan una larga cadena delictiva que eslabonò casi
todo el espectro administrativo, ojalá y las autoridades actúen como es su obligación y el luto por la cuestionada muerte de Amet no les impida cumplir su deber con honor y justicia.

ALFORZAS / RASGADURAS
Nuestras más sinceras y sentidas condolencias, al alcalde paraiseño, Antonio Alejandro Almeida, “Toño Caldo”, por la trágica muerte de su hijo Jorge, el sábado 23, en el puerto de Chiltepec. **Resignación y fortaleza. ****“Obras y servicios que beneficien a la población hasta en la comunidad más apartada”, anunció el alcalde cardenense Armando Beltrán Tenorio, al instalar el Consejo de Desarrollo Municipal y la Vocalía de Control y Vigilancia Ciudadanizada, que busca superar el subdesarrollo del municipio y abatir la pobreza. **Al frente del Consejo, integrado por Manuel Palma Córdoba, José Ibarra Hernández, Yeni Hernández de Dios, Santiago Lara de los Santos y José Luis Cordero de la Cruz, marcharán el propio alcalde, auxiliado por Oscar Sánchez Peralta, secretario del Ayuntamiento, los síndicos de Hacienda, de Egresos e Ingresos, María Alejandra Pérez Sánchez y Rober Eliud López Ramón, Beatriz Ibarra Gamas, Contralora Municipal y José del Carmen Cruz Flores, director de Obras Públicas.

gmohubner@hotmail.com