14/03/201900:00:21

Inocencia electoral

Daniel Castro Jiménez Artículo

Artículo

14/03/201900:00:21

Alguna vez dialogando con abogados expertos en el tema electoral precisaban que lo difícil no era iniciar o desarrollar un proceso de impugnación, sino encontrar quién pueda pagarlo.
Los despachos expertos en el tema electoral por cierto son pocos, los clientes no son comunes, pero en el rango de intereses son predecibles.
Ayer el Tribunal Electoral de Tabasco (TET) no sólo desestimó la onceaba demanda contra Patricia Hernández Calderón, diputada por el PRD, sino conjugó la inocencia electoral en la que cayó Zoila Margarita Isidro Pérez, su correligionaria, quien de plano exigía la devolución de 80 mil pesos que le costó su demanda y que se llevó su abogado como parte de los servicios profesionales.
Inocencia es conjugada en dos planos: la primera es la condición del que está libre de culpa o de pecado, generando la leyenda de Paty Hernández Calderón; y la segunda es la malicia o picardía, mala intención pues, de los abogados de Zoyla que la convencieron de “invertir” en una demanda electoral perdida de antemano.
Veamos porqué.
Patricia Hernández Calderón, después de las elecciones del 2015, enfrentó en total 21 impugnaciones por parte de sus compañeros de partido -en ese entonces el PRI- que le reclamaban la curul, después de terminar su militancia partidista e ingresar a las filas del Sol Azteca; otras más las presentó el PRI estatal, el PRI nacional y hasta el ex gobernador Manuel Andrade Díaz y su bancada en la LXII Legislatura.
Hernández Calderón cursó la universidad de la política en tres tribunales distintos: el estatal (TET), el regional de Xalapa y la Sala Superior del Tribunal Federal Electoral.
Todas las impugnaciones fueron ganadas por la hoy diputada -por segunda ocasión en el PRD- y primera en reelegirse en el cargo de manera inmediata en las elecciones del 2018.
Con todos esos antecedentes, después de las elecciones del año pasado, la también candidata –seducida por Gerardo Gaudiano Rovirosa- Zoyla Margarita Isidro Pérez aceptó cambiar su lugar en la lista plurinominal, integrada por su partido inicialmente para ir a competir y respaldar a Rafael Acosta León en un cargo de mayoría por el municipio de Cárdenas, postulación que finalmente perdió.
Cuando quiso regresar no pudo.
Ayer el Tribunal Electoral de Tabasco (TET) la regresó a la realidad después de ocho meses de impugnaciones.
¿Quien ganó en toda esta trama?
Pues los abogados por un lado, eso ni duda cabe.
Pero también gana la hoy leyenda electoral Patricia Hernández Calderón, que pasa a la historia no sólo por ser la primera legisladora en reelegirse en Tabasco, sino sortear con éxito 32 impugnaciones electorales en dos procesos seguidos.
Para el récord Guinness.

KYBALIÓN.-
Hay que destacar que en este ciclo de lucha por la transparencia, contra la corrupción y la impunidad no fueron muchos los funcionarios públicos y legisladores que entendieron la acción-mensaje del gobernador Adán Augusto López Hernández al hacer pública su declaración patrimonial.
Algo así como dejarlo solo en un acto republicano que inauguró el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, al hacer lo propio desde Palacio Nacional.
Algunos lo califican como un acto de desconfianza al proyecto; pero lo que sí dejaron claro aquellos que no le siguieron es que los que reservaron su declaración para no hacerla pública, pues tienen re-harta lana. Así que expuestos, están.