13/02/201800:01:31

Intercampaña

Daniel Castro Jiménez Artículo

Artículo

13/02/201800:01:31

El pasado domingo culminaron las precampañas en Tabasco, con un balance que me dejó menos confuso que lo perplejo que están muchos candidatos a presidentes municipales y diputados locales en relación a que pueden o no pueden hacer en estos 60 días de veda electoral.
La intercampaña en los plazos federales culminan el 29 de marzo, en el caso de Tabasco se amplió hasta el 13 de abril, ya que un día después arrancará formalmente “la madre de todas las batallas” en el terreno político.
Y se refiere al periodo o brecha que los partidos tienen para cicatrizar heridas, de quienes se quedan en el camino después de elegir a sus candidatos formales.

Me llamó la atención desde luego que en los tres
principales partidos en competencia, candidatos a diputados y alcaldes los más se sienten renuentes a otorgar entrevistas
por la observancia de las leyes electorales.

La intercampaña pues ha dejado descobijados a varios “novatos” en política que están siendo manejados por “expertos en campañas” y los ubican como auténticos ignorantes en plena guerra electoral.
Por ello destacamos algunas precisiones que al respecto emite el INE en materia de intercampañas políticas:
“Los precandidatos sí pueden aparecer y dar entrevistas en los medios, aunque deben cuidar su lenguaje para evitar las propuestas, ataques a rivales o llamar al voto”.
“También pueden tener eventos de carácter privado, pero deben de cuidar su lenguaje para no cometer actos anticipados de campaña”.
En términos informativos pues los “lobos” en materia de marketing tendrán la habilidad suficiente para debatir en medios temas torales que están ya en la agenda nacional y gozar con ello de publicidad disfrazada en los próximos 60 días.

Los más, que desde mi punto de vista se quedarán a perder la elección, sólo verán pasar de noche una intercampaña que no significa autovetarse a medios y mucho menos desaparecer en redes sociales; que esa es otra campaña de la que hablaremos más adelante.

KYBALIÓN.-
“Puercos, cochinos, cerdos, marranos” impactó en televisión nacional y a la opinión ciudadana durante todo el proceso de precampaña.
“Los prietos que ya no aprietan”, sólo duró en redes dos horas y después de haberse eliminado el Twitter lleva casi 72 horas en debate nacional.
El México valemadrista se volvió anti-racial en tiempos electorales; y con ello todo mundo supo que en Morena hay más priistas que en el mismo PRI. Cosas del marketing.