14/09/201800:00:44

La voz que unió a Tabasco

José Alberto del Rivero Análisis

Análisis

14/09/201800:00:44

Mis amables y leales lectores, 1958 es un año muy significativo en la historia de México, en particular para Tabasco, pues surge una figura que tiene un capítulo en la historia de nuestro Estado, me refiero al Licenciado Jesús Sibilla Zurita. En ese mismo año don Carlos A. Madrazo Becerra protesta como candidato a la gubernatura del Estado para el periodo de 1959-1964.

El licenciado Sibilla, abogado de profesión, locutor, periodista y diputado local, que por cierto su dieta la donaba integra para ayudar a su municipio Jalapa, quien con su voz unió al estado que estaba incomunicado y la comunicación por carretera era muy deficiente, por eso con su voz nos unió y nos informó como hoy lo siguen haciendo los hermanos Sibilla (Chuy y Emmanuel).

Recuerdo perfectamente bien que los gobernadores, sobre todo cuando regresaban de la Ciudad de México, se comunicaban con él Licenciado Sibilla para informar acerca de sus gestiones, transmitió los informes de los gobernadores, las tragedias locales, entre otras cosas. Tuve el honor de acompañar a estas dos mentes a despedirse del Obispo del Valle en el último año de gobierno de don Carlos A. Madrazo. Salimos caminando de la quinta Grijalva la Casa de Gobierno el Licenciado Carlos A. Madrazo, el Licenciado Jesús Sibilla y el que esto escribe, hasta la catedral, fue un domingo, no recuerdo la fecha exacta, pero fue en noviembre de 1964, una larga plática, que retirándome algunos pasos se escuchaban las carcajadas de los tres, en un corredor de la catedral donde se habían sentado, que más se asemejaba a un cuadro de Dalí, entre cemento y guano.

Al despedirse don Carlos del Sr. del Valle escuché que le dijo al Licenciado Sibilla, “acompáñame” y se fueron platicando los dos, ¿qué platicaron? solo ellos sabrán, ellos se quedaron con esa plática que no sabremos, lo que sí, es que en el ámbito de sus responsabilidades los dos cumplieron con creces, sirvan estas líneas como un homenaje a una voz que unió, informó y gestionó, y que vive en nuestros corazones. Nos consideramos honrados por esa amistad que nos dispensan sus hijos, y que el legado que dejó su señor padre lo han fortalecido consolidando el prestigio de su empresa en un México que hoy padece de violencia contra los periodistas, donde su derecho al acceso a la justicia se ha visto mermado, pues tan solo en 2017 perdieron la vida 12 periodistas, la cifra más alta registrada en un solo año desde el 2000, de los cuales la mayoría de los asesinatos se produjo a la luz del día y en espacios públicos. Cabe destacar que Amnistía Internacional registró en su último informe que las autoridades no realizaron avances significativos respecto de estos homicidios. Hoy les digo a los hermanos Sibilla “Ustedes con su legado han liberado a la prensa de las restricciones de algunos políticos cuando han tratado de lastrarlas”.

@jardelrivero