27/07/201800:00:41

Los partidos políticos ante el cambio de timón

Joaquin Peregrino Gómez En concreto...

En concreto...

27/07/201800:00:41

En los próximos días veremos el reacomodo de los partidos políticos de oposición después del Tsunami. Algunos andan muy ufanos presumiendo triunfos mientras lloran internamente sus desgracias; otros por resignación más que por humildad aceptan su descalabro, pero no se les regatea su empeño en las tareas de reconstrucción. Todos tenían sus cuentas alegres que nunca cristalizaron, celebraron victorias imaginarias, se dieron abrazos de triunfos anticipados, simularon de manera descarada trabajos que jamás hicieron y les llegó el colapso de manera natural. Otros como Encuentro Social y Nueva Alianza no tendrán que preocuparse en los próximos años, pues ya no figurarán en el mapa político al perder su registro.
En el PAN la guerra que inicio antes de su proceso interno y que nunca pudieron conciliar, se intensifica, la derrota le dio impulso. Ricardo Anaya sólo pudo ganar Guanajuato, perdió ante López Obrador en las otras 31 entidades. De 114 diputados federales en 2012, rescata 82, y de 38 senadores, conserva 24, no le fue tan mal como al tricolor. Sin embargo cuatro grupos al interior del PAN le disputan la dirigencia. Los conservadores encabezado Luis Felipe Bravo, el grupo que comanda Rafael Moreno Valle, los Calderonistas y la Asamblea de gobernadores que la integran Carlos Mendoza Baja de California Sur, Francisco Domínguez de Querétaro, Martín Orozco de Aguascalientes y Francisco Javier Cabeza de Vaca de Tamaulipas. Los Anayistas por supuesto, darán la pelea.
Fue PRI el quien sufrió la peor derrota, así lo reconoció César A. Santiago, al decir que su partido “está en el mayor problema de su historia” De 204 diputados federales pasa a 45, y de 48 senadores a 13; en 2012 ganó 12 estados en las elecciones presidenciales, en 2018 no ganó ninguna. Cae estrepitosamente al tercer lugar. Un partido acostumbrado a vivir holgadamente. ¿Podrá operar sin dinero? ¿Sabrán vivir en austeridad? “Solo queda un partido “sin ideología, sin proyecto, se olvidaron de la economía mixta y se inclinaron a un modelo de ultraderecha” se autocritica Augusto Santiago. Gobernadores del PRI ya tiende puentes con AMLO y con Morena y PT, y es que tendrán que negociar con quienes aprobarán el presupuesto, no hay de otra.
Las tribus del PRD en medio de su precaria situación por sus menguadas prerrogativas, se darán con todo por lo que queda del partido. Entraron a la contienda con 100 diputaciones federales y 22 senadurías, y acaban con 21 diputados y 8 senadores, de ese tamaño fue la derrota. Hoy en desgracia todos tienen un remedio para sus males, pero en sus días de prosperidad les derrochaban soberbia y les faltaba cordura; hoy humildad, ayer arrogancia. La palabra sagrada dice “Antes del quebrantamiento es la soberbia, y antes de la caída la altivez de espíritu” ¡Si la hubieran leído antes! Ya hablan de cambiarle de nombre, de refundarlo o de desaparecerlo y crear un nuevo partido.
Reconocen que se alejaron de sus principios, de sus estatutos y de los ciudadanos y agregaría se olvidaron de sus orígenes. Los Chuchos han callado, ¿dónde está el conferencista impulsor del Pacto por México y de la candidatura de Anaya, Jesús Ortega? Los Galileos, quieren la desaparición del PRD; “como ya se hizo en su momento con el registro del Partido Comunista” Aparte existe el riesgo de que más liderazgos y militantes renuncien para incorporarse a Morena. Su situación es crítica.
A pesar de casi perder el registro nacional, Movimiento Ciudadano fue el ganador de los partidos integrantes la coalición Por México al Frente. De 21 diputados federales aumentó a 27, y de 2 senadores pasó a 7, además obtuvo la primera gubernatura en su historia. Sin embargo, se les esfumó como flor de un día, ganando, perdieron. Al ser declarado gobernador electo de Jalisco, Enrique Alfaro, se desmarcó de MC, este “tendrá que seguir su camino y yo el día de hoy renuncio a cualquier vinculación en términos de relación política” dijo, a la par que anunciaba que buscará una audiencia con López Obrador. Movimiento Ciudadano le debe el registro a la coalición y a Enrique Alfaro, Jalisco les dio 823 mil 775 votos, o sea el 33.14 por ciento de la votación nacional de MC. El reto de Dante Delgado será trabajar en la operación cicatriz con Alfaro si quieren consolidarse en el 2021 con los votos de Jalisco.
El PT y el PVEM, sin mayores problemas, el primero muy cercano a Morena y el segundo buscará estarlo, no le teme a ninguna alianza. Ya se vio en CDMX a Mariana Boy con Sheinbaum, según Boy “para apoyar a Claudia en este proyecto, apoyarla y apoyar para que sea un proyecto exitoso”. Así las cosas.

CONCRETÍSIMO
…EN TABASCO la política se pondrá buena, el gobernador electo Adán Augusto, apretará tuercas a aquellos presidentes municipales electos que ya se creen dueños de su “ranchito”. En fin, veremos.