20/11/202000:43:13

Mariguanazo, el país a prueba

Salvador Fernández Tiempo de política

Tiempo de política

20/11/202000:43:13

La historia consignará que con 82 votos a favor, 18 en contra y 7 abstenciones, el Senado de la República aprobó el dictamen para despenalizar el uso lúdico o adulto de la marihuana.
En cristiano el terminajo “lúdico” que ni el diccionario sabe explicar para el vulgo, no tiene otra traducción que es para la diversión, entretenimiento, etc., ya no solo para fines medicinales.
Si como se espera lo apruebe también la Cámara de Diputados federal, a partir del 15 de diciembre las mexicanas y los mexicanos adultos podrán cargar hasta 28 gramos de la yerba, es decir, una cajetilla de 28 cigarrillos, y tener de 6 a 8 plantas de marihuana en sus casas, sin terminar en la cárcel.
“Queda permitido a personas mayores de dieciocho años consumir cannabis psicoactivo”, señala el documento del Senado.
En términos sencillos, el dictamen amplía de 5 a 28 gramos la posesión para autoconsumo y contar con un pequeño vivero en el jardín de la casa.
Una vez aprobada por ambas cámaras los adoradores de la yerba verde podrán celebrar una navidad bien “pacheca” y comenzará a correr el reloj de la evaluación entre los que proponían su liberación y los que se oponían.
Los liberadores sostienen el argumento que su legalización abarataría el producto y alejaría a los narcotraficantes de su control, con toda la violencia y muerte que esto implica.
Los opositores desestiman este optimismo, porque los malosos simplemente se concentrarán en el resto de las drogas y/o cambiarán de giro criminal.
Vernos en la experiencia de otros países como Holanda donde se presentó un boom en el consumo al comenzar su legalización y luego se normalizó, no garantiza que vaya a ser el mismo comportamiento en México por las diferencias culturales y de civilidad ciudadana.
Por lo pronto, entre los perdedores que se oponen a la legalización está Manuel Mondragón, titular en 2014 del Consejo Nacional contra las Adicciones, al sentenciar que no quería para sus hijos y nietos “un país mariaguanero”.
Argumentó que en México más de 2 millones 387 mil menores de edad requerían en ese entonces algún tipo de rehabilitación por consumo de drogas, esencialmente mariguana, así como por abuso de alcohol.
Al precisar cifras crudas de la época, de que 713 mil 963 alumnos requerían tratamiento por consumo de drogas en secundaria y bachillerato, y por alcohol, 1 millón 674 mil, emitió una pregunta lapidaria:
“¿Dónde vamos a dar el tratamiento y quién lo va a dar?, ¿con qué capacidad de infraestructura contamos? “

TIEMPO DE MACUSPANA. - El municipio natal del presidente Andrés Manuel López Obrador es una de las comunas más damnificadas por las actuales inundaciones y antes por la equivocada elección de su fallido ex alcalde Roberto Villalpando Arias.
Los tumbapatos tienen la suerte política que se merecen pues anteriormente eligieron por segundo trienio al impresentable Eduardo “Cuco” Rovirosa, cuando desde su primera gestión le reprobaron sus cuentas públicas como ocurrió también en su segundo mandato municipal.
Está en el aire el candidato que Morena elegirá para los comicios del 2021, porque no se ha definido si irá en alianza con el PVEM. De ser así la tiene fácil, porque los verdes llevarían mano al poner como abanderado al líder municipal de su partido, Ernesto Zacarías López.
Su exitosa experiencia político electoral la presume con triunfos como coordinador de campañas de los priistas José Antonio Aysa Bernat a Diputado Federal; Alfonso Pérez Álvarez a la alcaldía; y ser un impulsor de los verdes Carlos Ordoríca Cervantes y José Manuel Lizárraga Pérez a Diputados Locales en los Distritos XVIII y XV, respectivamente.
Economista egresado de la UJAT, Zacarías López está arropado por el voto del campo de importantes comunidades como Encrucijada primera, Melchor Ocampo 2da, los Bitzales, Nabor Cornelio, los Chivalito, Ramón Grande, Tierra Colorada, los Vernet, Xicotencatl.

TIEMPO FUERA. - Si se da una esperada disminución en las muertes por el narcotráfico, valdrá y justificará el inminente aumento en el consumo de la mota entre nuestros jóvenes.

sfernandez@ddt.mx