12/08/201902:41:19

El Papel de la Iniciativa Privada en el Plan de Negocios de Pemex

Manuel Rodríguez González Análisis

Análisis

12/08/201902:41:19

El punto de partida para convertir al sector energético en una de las palancas estratégicas para impulsar el desarrollo económico es la reactivación de la producción de hidrocarburos, que ha disminuido en un 50 % en los últimos diez años, derivado de una disminución drástica de la inversión, así como de una excesiva carga fiscal y sobre endeudamiento de Pemex asociado a la inestabilidad de los precios internacionales y por supuesto al fenómeno de la corrupción.
La gran pregunta es cómo remontar la producción de hidrocarburos de 2018, que para petróleo fue de 1 millón 823 mil barriles diarios (Mbd), cifra similar a los registros de explotación de hace cuarenta años; y para gas en el mismo año ascendió a 3,886 millones de pies cúbicos diarios (MMpdc), extracción comparable a la producción de hace treinta años.
La respuesta la encontramos en el Plan de Negocios de Petróleos Mexicanos y sus Empresas Subsidiarias 2019-2023, donde, además de dejar en claro su apertura a modelos de asociación con el sector privado, se refrendan los compromisos pactados con los inversionistas nacionales y extranjeros en el marco de la Reforma Energética y se les da la bienvenida para continuar trabajando en el sector.
Es decir, para lograr la producción proyectada de 2 millones 697 mil barriles diarios en 2024, además del fortalecimiento y modernización de las empresas productivas del Estado, es necesaria la participación e inversión de las empresas privadas tanto nacionales como extranjeras.
El binomio sector público-empresas privadas tiene como objetivo común garantizar la accesibilidad y calidad de los energéticos que requiere el país, en el marco de una política soberana, sustentable y eficiente, enfocada a lograr en el mediano y largo plazo la seguridad energética del país.
Para tal efecto, el objetivo estratégico para fortalecer la situación financiera de la empresa en el Plan de Negocios, prevé diseñar e implementar esquemas de ejecución con el propósito de atraer inversión privada a partir del desarrollo de esquemas de negocios enfocados a las actividades estratégicas y sustantivas de la cadena de valor de Pemex, que permitan atraer recursos de inversión externos para el desarrollo de infraestructura que incrementen la producción, el abasto del mercado nacional y mejoren la rentabilidad del negocio, contribuyendo a fortalecer la seguridad energética del país.
El Plan de Negocios, que incentiva el crecimiento de contenido nacional en las contrataciones y mantiene las asociaciones vigentes con empresas privadas a través de Farmouts, está totalmente alineado al Plan Nacional de Desarrollo que garantiza la participación del sector privado en toda la gama de actividades económicas con reglas claras, transparencia y certeza jurídica.
La participación de la iniciativa privada y las metas de la producción de hidrocarburos van de la mano en el Plan de Negocios de Pemex, fortaleciendo y mejorando la Reforma Energética.

www.manuelrodriguez.mx