14/05/201900:00:03

Procrastinados

Daniel Castro Jiménez Artículo

Artículo

14/05/201900:00:03

La última sesión del segundo periodo extraordinario de sesiones en la LXIII Legislatura promete ser hoy una de las más largas de esta camada de legisladores.
Hasta la noche de ayer sumaban 11 iniciativas y proposiciones con punto de acuerdo, además de la discusión de 12 dictámenes, sin contar la toma de protesta de los designados como titulares de los órganos internos de control de cinco organismos desconcentrados; y la elección de los integrantes de la Comisión Permanente, que fungirá durante el segundo periodo de receso.
Todo esto sin sumar las intervenciones en Asuntos Generales.
Para algunos la actividad del Congreso local será extenuante hoy martes y refleja el grado de compromiso que los legisladores tienen con el deber ser. De hecho en la sesión se tiene en agenda la aprobación de la “Ley Antipirataje”, que en términos reales podría ser lo más destacable de la jornada.
Para otros el hábito del mexicano, del buen mexicano, de dejar todo para lo último –hoy es el último día de sesiones de este periodo- se refleja en la “oleada” de intervenciones que se desarrollarán a partir de las diez de la mañana.
Timothy Pychyl, psicólogo canadiense, establece que el hábito del ser humano es procrastinar en la mayoría de sus acciones laborales, sociales y hasta de la vida cotidiana, como parte de un mecanismo para lidiar con las emociones que produce una determinada tarea que les genera aversión; les resulta frustrante, difícil, les genera rabia, miedo o les parece aburrida.
Se estima que entre el 20 y el 25 por ciento de las mujeres y hombres son procrastinadores crónicos y esos índices son válidos en países como México, que lo mantiene como un estilo de vida.
Pychyl dice que los procrastinadores son emocionalmente inestables (sin alusiones personales a Charly Valentino), pero el hábito de la procrastinación es a menudo inconsciente, producto de una educación permisiva y que en la mayoría de los casos no establece límites en el desarrollo del individuo.
Sin embargo la ansiedad que genera el hábito de la procrastinación puede volver al procrastinador antisocial. Los postergadores no disfrutan, no se divierten, aunque se escapen a una fiesta. El asunto aplazado siempre les golpea la conciencia.
Cualquier similitud con las dos semanas de vacaciones legislativas podrá ser mera coincidencia.

KYBALIÓN.-
Ayer por cierto se suspendió la sesión de la Comisión de Asuntos Hidráulicos del Congreso, que preside Enna Margarita Bolio Ibarra.
La suspensión se dio segundos después que la morenista y diputada por el municipio de Centro se enterara que en la sesión interna de la Comisión de Justicia, que preside su compañera Julia Pardo, se había dado “luz verde” a la iniciativa contra el maltrato a animales.
Sólo que Bolio Ibarra fue informada que la propuesta que pasó no fue la suya, en la que se prohibía las corridas de toros y hasta los jaripeos; sino la de Karla Rabelo, que no penaliza esas actividades “deportivas”. Prometen estos temas y otros calentar de nueva cuenta la Tribuna en Asuntos Generales.