07/09/201812:51:32

Salud, derechos laboral y humano

Salvador Fernández Tiempo de política

Tiempo de política

07/09/201812:51:32

La diversidad de motivos de marchas, plantones, bloqueos a calles y carreteras que florecen en Tabasco, nos permite observar matices en la responsabilidad de la protesta y la jerarquización del derecho de manifestación y el derecho de los afectados.
Hemos comentado los absurdos bloqueos a importantes avenidas porque falta un maestro y hasta un conserje en una escuela o el cierre de una carretera estratégica que comunica al centro del país con la península, porque los estudiantes de un instituto de Centla se quejan del fraude en la elección de su reina de primavera.
A reserva de si es o no legal el paro laboral y marcha de ayer de los trabajadores del sector de Salud del estado, los inconformes hacen uso de su derecho constitucional de manifestación para expresar una demanda laboral, que no niega la autoridad, en este caso los adeudos en diversas prestaciones.
Sin embargo, existe una perjuicio a terceros, pues al marchar por las calles afectan a los villahermosinos que se dirigen a sus trabajos, escuelas o a realizar actividades económicas. Lo ideal es que la protesta fuere ante las oficinas del secretario de Salud, Rommel Cerna.
Por ello, debe destacarse la atípica manifestación de inconformidad por adeudos en prestaciones a los empleados de la Fiscalía General del Estado:
-Fue encabezada por su propio jefe, el fiscal Fernando Valenzuela Pernas.
-Fue realizada ante la dependencia que mantiene los adeudos, en este caso la Secretaría de Finanzas.
-No se creó afectación alguna a terceros en la vía pública.
En cuanto a la prioridad de los derechos deben valorarse que si bien no se niega el correspondiente a que los empleados de salud paren labores, marchen por las calles, existe otro derecho que es más importante: el derecho a la salud que tienen los miles de pacientes que resultan impactados en todo el estado.
Es inevitable observar que la desgracia de los enfermos es utilizada como carne de cañón por los sindicatos y trabajadores mismos para presionar a las autoridades. Sí; hay una gran diferencia entre el derecho laboral y el derecho a la salud y a la vida misma, el derecho humano.

DESTIEMPO A LA IMPUNIDAD.-
La nueva Legislatura no pierde el tiempo y al segundo día de su asunción presentó dos importantes iniciativas de ley: fin al fuero constitucional y reducir del financiamiento público a los partidos políticos.
Para el primer caso los argumentos son incontestables: el fuero para proteger las libertades de quienes conquistaban cargos de elección popular, degeneró en impunidad, corrupción y abuso de poder. Sobre los recursos a los partidos políticos, sobra decir el exceso de financiamiento en años no electorales y cuando haya comicios, deberán privilegiar las propuestas, no la propaganda. Se calcula un ahorro anual de 45 millones de pesos.

TIEMPO FUERA.-
Vaya desvergüenza de quien tuvo seis fracasos consecutivos y cuando todo mundo en el deporte del beisbol profesional le pedía que se fuera, no tuvo la dignidad de renunciar:
“Duele no haber cumplido con Olmecas” (ni una clasificación de seis oportunidades a play offs).
Juan Luis Dagdug Nazur

sfernandez@ddt.mx