10/07/202000:00:48

T-MEC, Estados Unidos del Norte (2)

Salvador Fernández Tiempo de política

Tiempo de política

10/07/202000:00:48

Quedó registrado para la historia que el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador durante su encuentro con su homólogo estadunidense Donald Trump habló por nuestro país como parte de un bloque económico junto con Canadá, más allá de que tocó temas bilaterales debido a la ausencia del Justin Trudeau.
Lo anterior es importante, porque fue el mandatario más nacionalista de los últimos 50 años quien habló por México en la capital del país más poderoso del mundo, como lo indican los siguientes tres párrafos:
“América del Norte es de las regiones económicas más importantes del planeta, no obstante, nuestra región es inexplicablemente deficitaria en términos comerciales: exportamos al resto del mundo tres mil 579 billones de dólares, pero importamos cuatro mil 190 billones de dólares, es decir, mantenemos un déficit de 611 mil millones de dólares, lo cual se traduce en fuga de divisas, menores oportunidades para las empresas y pérdida de fuentes de empleo.
“Busca precisamente revertir este desequilibrio mediante una mayor integración de nuestras economías y mejoras en el funcionamiento de las cadenas productivas para recuperar la presencia económica que ha perdido América del Norte en las últimas cinco décadas. Baste señalar que en 1970 la región representó el 40.4 por ciento del producto mundial y ahora esta participación en la economía global ha bajado a 27.8 por ciento.
“Por ello el tratado es una gran opción para producir, crear empleos y fomentar el comercio sin necesidad de ir tan lejos de nuestros hogares, ciudades, estados y naciones. En otras palabras, los volúmenes de importaciones que realizan nuestros países del resto del mundo pueden producirse en América del Norte con menores costos de transporte, con proveedores confiables para las empresas y con la utilización de fuerza de trabajo de la región”.
Sobran las interpretaciones y los comentarios que ya habíamos adelantado en este espacio en la entrega del pasado martes: con la derecha (PAN), el centro (PRI) o la izquierda (Morena) en Palacio Nacional, económicamente México ya no dará más la cara ante el mundo como una nación aislada, sino como parte de una región: los Estados Unidos del Norte.
Además de la cabeza del ex gobernador de Chihuahua, César Duarte, (más las que se acumulen) el político tabasqueño regresó triunfante de la pantanosa visita a la Casa Blanca. Lo reconocen críticos internos y externos, de este y del otro lado de la frontera.

TIEMPO FUERA. - “El discurso y la visita fue una proeza diplomática porque Trump no habló de lo que piensa, sino de los que debe decir, se tragó todas las ofensas que ha hecho contra el país y López Obrador fue al revés, dijo exactamente lo que piensa y creo que lo pensamos todos los mexicanos” …”se volvió a poner la banda presidencial, no habló como líder de un partido político y tomó una línea que todos esperábamos, no de polarización, sino de unidad nacional”.
Porfirio Muñoz Ledo

sfernandez@ddt.mx