07/11/201900:00:32

Tabasco: del paso al consumo

Daniel Castro Jiménez Artículo

Artículo

07/11/201900:00:32

Comentaba –en la sala de Redacción- con el experimentado compañero de “nota roja” Armando de la Rosa los ocho muertitos que en menos de 24 horas se confirmaron ayer en Tabasco, hasta antes de cerrar edición en el diario.
Las ejecuciones en la entidad, pues como “pan nuestro de cada día” desde el punto de vista informativo, se volvió cotidiano. Es común desayunarse con dos o tres “cristianos” ejecutados y cerrar la noche con otros más a la lista.
La pregunta que se hacen los tabasqueños es: ¿Qué está pasando? O el por qué de tantos difuntos en todo el territorio tabasqueño.
Durante las elecciones del 2018 se realizó en la entidad un foro organizado por la coalición “Por Tabasco el Frente”, en la que participó el especialista en materia de seguridad Eduardo Guerrero Gutiérrez.
Ahí reveló que el Sureste, particularmente en Tabasco, operan desde hace años tres grupos criminales: Cártel Nueva Generación, Cártel del Golfo y Cártel del Pacífico.
En ese momento las autoridades locales hicieron caso omiso al señalamiento (el ex gobernador la desmintió), pero se consideraban esos grupos los responsables de delitos como el secuestro, robo de autos y de hidrocarburos; además del narcomenudeo.
Las ejecuciones pues en este sentido se pueden “argumentar” como el reacomodo de plazas; pero el gran problema que arroja esto no es la secuencia de asesinatos entre grupos, sino algo más grave y lacerante: los habitantes de Tabasco han incursionado en el consumo de estupefacientes.
“Todo mundo” en las colonias pues saben dónde venden droga. Por obviedad nadie denuncia para no meterse en problemas; pero los famosos “pocitos” o “tiraderos” continúan operando de manera “normal” y ello sucede porque en Tabasco ya no sólo se identifica como zona de paso de drogas hacia al Norte, sino simplemente creció o confirmó el consumo local.
Preguntando el ¿por qué? en la lista de ejecuciones se han sumado: “tortilleros”, “chicharroneros”, “taqueros” y en general comerciantes en pequeño. La respuesta viene de Ernestina Godoy, titular de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CDMX), quien a principios de este año confirmó la red de préstamos de dinero “gota a gota” provienen de Sudamérica, operado presuntamente por colombianos.
Éste -según los expertos- es “efecto cucaracha” después de la aparición del combate al “huachicol”, con lo que este grupo delictivo mutó a “goteros”, expandiendo su red por todo el país.
La modalidad conocida como “gota a gota” tiene su origen desde hace algunos años en Colombia y hasta el momento se ha expandido a otros países de América Latina como México, Venezuela, Guatemala, Uruguay, Perú, Honduras, Argentina, Chile, Brasil y Bolivia.
En México han detectado que esta red se ha expandido a los estados de Quintana Roo, Tabasco, Chiapas, Oaxaca, Veracruz, Puebla, Morelos, Ciudad de México, Hidalgo, Estado de México, Querétaro, Guanajuato y Nuevo León.
Información de El Universal y Proceso revelan que los préstamos a pequeños comerciantes conocidos como “gota a gota” son de fácil acceso, porque sólo requieren de un negocio y una credencial de elector como garantía para obtener desde mil hasta 50 mil pesos.
El problema de pago es lo que estaría generando el cobro radical con sus consabidos muertitos.
Es evidente que la falta de circulante en el Estado y municipios permitió en los últimos dos años nuestra entidad se convirtiera en un excelente terreno de cultivo para este tipo de organizaciones.
Tanto en drogas como en dinero “oscuro” pasamos del paso al consumo; y los tabasqueños estamos pagando pues, todavía, esa consecuencia.

KYBALIÓN.- Si no cae cuando menos un alcalde o un ex funcionario tras las rejas, así se hayan reprobado todas las cuentas públicas en el Congreso, como que la lucha contra la corrupción y la impunidad no tendrá el efecto que esperaban.
Por lo pronto reportan a “Cuco Rovirosa” visitando a su hija Lilita en Europa, el acta de defunción de Amet Ramos sin aparecer y la pareja Núñez-Aguilera disfrutando aún su viaje a España.
Al menos que caiga un diputado perredista, no se ve por dónde justifiquen este exitoso operativo.