Lanzan campaña “No Estás Sola” para prevenir violencia familiar

El Universal
13/05/202017:29:30

Un folleto difundido por la Conavim, y que es parte de la campaña, explica de manera sencilla que la violencia familiar se divide en tres ciclos

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 13 (EL UNIVERSAL).- La Secretaría de Gobernación (Segob), la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) y ONU Mujeres lanzaron la campaña “No Estás Sola”, con la cual buscan generar información sobre violencia familiar y también informar sobre las acciones que se deben tomar si ocurre una agresión.
Olga Sánchez Cordero, titular de la Segob; Candelaria Ochoa, responsable de la Conavim, y Belén Sanz Luque, encargada de ONU Mujeres, tuvieron una reunión virtual la mañana de este miércoles y presentaron las acciones que realizarán para prevenir la violencia contra las mujeres en sus familias. La campaña “No Estás Sola” es lanzada en el marco de la cuarentena por el coronavirus Covid-19, periodo en el que, según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, las llamadas de emergencia de mujeres víctimas han aumentado hasta 22 por ciento.
Un folleto difundido por la Conavim, y que es parte de la campaña, explica de manera sencilla que la violencia familiar se divide en tres ciclos: acumulación de tensión, explosión violenta y arrepentimiento, además de que la violencia familiar se puede presentar de manera psicológica, física y sexual. En este sentido definen la violencia familiar como “el acto abusivo de poder u omisión intencional, dirigido a dominar, someter, controlar, o agredir de manera física, verbal, psicológica, patrimonial, económica y sexual a las mujeres, dentro o fuera del domicilio familiar, cuyo agresor tenga o haya tenido relación de parentesco por consanguinidad o afinidad, de matrimonio, concubinato o mantengan o hayan mantenido una relación de hecho”.
En el documento se dan recomendaciones sobre qué hacer si una mujer es víctima de agresiones. Entre otras cosas se aconseja hablar con familiares, buscar ayuda psicológica y legal, solicitar una patrulla y pedirle que lleve al Ministerio Público a tu agresor.