“Cristóbal” dejará territorio nacional; no obstante, continuarán lluvias: León Romero

Lorena del C Hernandez
05/06/202013:01:48

El coordinador nacional de Protección Civil informó que remanentes de la depresión tropical dejará remanentes con lluvias importantes para la región

Villahermosa, Tabasco, 5 de junio de 2020.- El coordinador nacional de Protección Civil, David León Romero, informó que la trayectoria de la depresión tropical “Cristóbal” indica que en la noche de hoy abandone el territorio nacional, pero aún dejará lluvias en siete estados del Sureste mexicano, incluyendo a Tabasco, donde serán fuertes a muy fuertes.

Durante su participación en la conferencia de prensa matutina del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en esta ciudad, explicó que en las últimas horas las precipitaciones han sido menores, lo que permitirá que los cauces de los ríos de las entidades mencionadas empiecen a bajar y dejen de afectar a sus habitantes.

León Romero dijo que lo más importante es que durante el paso de la tormenta “Cristóbal” por la región – ahora degrada a depresión tropical-, no provocó pérdidas humanas ni lesionados.

“Recuerden que lo más valioso es la vida, por no podemos bajar la guardia, aunque la depresión va de salida del territorio, las bandas nubosas continuarán dejando lluvia, vientos, y los escurrimientos que la propia Cuenca tiene, por lo que estaremos atentos”, aseguró.

Mencionó que el pronóstico para las siguientes horas en la región, es que habrá lluvias intensas entre 150 y 250 litros por metro cuadrado para Oaxaca, Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, y fuertes, de entre 50 y 75 litros por segundo para Tabasco y Veracruz.

León Romero detalló que el último reporte señala que “Cristóbal” afectó a 75 municipios de siete entidades del Sureste mexicano, pero sin provocar daños graves.

Destacó que toda la infraestructura de los estados continúa trabajando sin contratiempos, incluyendo hospitales e instalaciones petroleras, y se mantienen cerrados los puertos en la región.

David León aseveró que a las 7:00 horas, tiempo del centro de México de hoy, “Cristóbal” se localizaba en tierra a 90 kilómetros al Sureste de Champotón, Campeche, y a 125 km al Sur-Sureste de Campeche, Campeche. Se desplaza hacia el Norte-Noreste a 11 kilómetros por hora, con vientos máximos sostenidos de 55 y rachas de 75 kilómetros por hora.

Respecto a la extracción que se está haciendo en la presa Peñitas, explicó que actualmente se desfogan mil 120 metros cúbicos por segundo para continuar bajando su vaso regulador, y ahora ya expulsa más agua de la que recibe, pues las lluvias en la zona son mínimas y no ponen en riesgo a la infraestructura del Sistema de Presas del Alto Grijalva.

El funcionario federal agradeció todo el esfuerzo, apoyo y coordinación de los funcionarios estatales y municipales de Protección Civil, para atender a la población que resultó afectada durante y después de que cayeron las fuertes lluvias. Hizo un reconocimiento especial al Instituto de Protección Civil de Tabasco por su trabajo durante la contingencia.

También hizo un extensivo reconocimiento a elementos de las secretarías de la Defensa y la Marina, quienes en todo momento estuvieron al pendiente de las necesidades de las familias afectadas por las lluvias de las siete entidades federativas, principalmente en la instalación y coordinación de refugios temporales.

Manejo eficaz de Peñitas
Por su parte, el Presidente de México informó que en todo momento estuvo pendiente estos días del manejo de la presa Peñitas con el gobernador Adán Augusto López Hernández; con la directora de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Blanca Jiménez Cisneros, y con el propio coordinador nacional de Protección Civil, David León Romero.

Señaló que cada dos horas recibía reportes del comportamiento de la presa, y detalló que actualmente las presas Angostura, Malpaso y Chicoasén están al 60 por ciento de su capacidad y Peñitas al 90 por ciento, pero en estos momentos extrae una mayor cantidad de agua de la que recibe, cuando hace días recibía más de la que expulsaba.

El jefe del Ejecutivo federal indicó que se tuvo que abrir Peñitas, porque llovió mucho en la región y no se quiso poner en riesgo, pero afirmó que se analizaron los daños que podía provocar en la planicie tabasqueña, sobre todo en las comunidades indígenas chontales de Nacajuca, Jalpa de Méndez, Cunduacán y parte de los municipios de Centro y Huimanguillo.

“Quiero decirles a mis paisanos de todas las comunidades indígenas de Nacajuca que en muy poco tiempo bajará el volumen del agua y se evitará que haya afectaciones mayores en sus casas y terrenos”, puntualizó en la rueda de prensa realizada este viernes en instalaciones de la Trigésima Zona Militar de esta ciudad.

El mandatario federal subrayó que se mantuvo permanentemente pendiente del manejo que se hizo de la presa Peñitas, “porque no queremos que nos pase lo mismo que sucedió hace años que inundaron Villahermosa cuando tenían el vaso lleno de Peñitas y no sacaron agua, porque daban prioridad a intereses particulares”.

López Obrador explicó que, durante su visita a su tierra natal, también realizaría una visita de supervisión para conocer el avance de construcción de la refinería de Dos Bocas, en Paraíso, una de las principales obras de su administración.