7 mil familias afectadas por ríos contaminados

Lorena del C Hernandez
10/08/201800:00:21

Sin posibilidad de una declaratoria de emergencia por desastre para Los Bitzales hay que buscar nuevos mecánismos para atender el problema de salud pública: Jorge Mier

“No es posible emitir una declaratoria de emergencia por desastre natural en Los Bitzales, Macuspana. Habrá que buscar otros mecanismos, otros instrumentos que tengan tanto Gobierno Federal y Gobierno Estatal”; explicó el coordinador del Instituto de Protección Civil (IPC) del Estado, Jorge Mier y Terán Suárez.
Añadió que Protección Civil permanentemente están todos los días llevando agua potable con las pipas y se ve que a la brevedad posible se rehabilite los tres pozos que están en la zona de Los Bitzales, como la planta de tratamiento.
Reiteró: “Tenemos un problema de salud pública que ya ha referido el secretario de Salud, Rommel Cerna Leeder, que los pobladores se han visto afectados en su piel por usar el agua del río, y por eso nos pide el secretario de Salud no dejar de suministrar el agua potable; pero también hay problema de orden social porque la gente está sin actividad económica, no pueden comercializar sus pescados; esto le corresponde a otra instancia buscar otras fuentes de ingresos”.
El coordinador del IPC, Jorge Mier y Terán Suárez, confirmó que hay tres pozos que requieren mantenimiento y que tenían muchos años fuera de servicio y que no deben usar el agua del río Bitzales por instrucción de la Secretaría de Salud; por lo que el gobernador Arturo Núñez Jiménez aprobó presupuesto de 70 mil pesos para la atención inmediata de estos pobladores.
Protección Civil confirmó afectaciones de contaminación en agua de los ríos en Jonuta, Macuspana y Centla. “El agua no está estática, se mueve, recorre a otras comunidades; se ha registrado afectados 50 comunidades de tres municipios, son alrededor de 7 mil familias”.
Señaló que se están atendiendo, aunque harán un corte de evaluación para ver si efectivamente no hay personas que se pudieran estar aprovechando de la situación que perdura.