Arturo Núñez no solventó 6 mil millones en seis años

Daniel
16/03/201900:00:58

Revela que tan sólo del año 2017 tiene pendiente de comprobar 500 millones de pesos

Emilio Barriga Delgado, auditor especial del gasto federalizado de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), reveló que Tabasco tiene señalamientos pendientes por solventar por un monto superior a los 500 millones de pesos que fueron observados y no solventados a la cuenta 2017 de la administración de Arturo Núñez Jiménez y en total de los seis años, cerca de seis mil millones de pesos.
Entrevistado en el marco del Foro Regional Centro Golfo de la Asociación Nacional de Organismos de Fiscalización y Control Gubernamental (ASOFIS), A.C., reconoció sin embargo que se tienen hasta cinco años para la presentación de documentos que puedan solventar.
Barriga Delgado refirió que de acuerdo a la tercera y última entrega de la revisión de ese año se determinaron observaciones por más de 500 millones de pesos al estado; aunque según el Sistema Público de Auditorías aún están por ser aclaradas las equivalentes a 712 millones. Pese a ello calificó la administración por encima de la media nacional.
Precisó sin embargo que en los seis años de administración se registraron pendientes de solventar alrededor de 6 mil millones de pesos. No obstante el considerable monto, la entidad está bien posicionada en cuanto al desempeño mostrado en la rendición de cuentas.
“El promedio nacional fue del 2.6 por ciento y Tabasco se encontró ligeramente por debajo de la media con un 2.4 por ciento, esto significa que tuvo menos observaciones que el promedio nacional”, comentó.

TITULARESDE OSFE
SERÁN FEDERALES
En otro orden de ideas, elevarán de rango a titulares de OSFE estatales a funcionarios federales para evitar presiones políticas por parte de los gobernadores, para que formen parte de la Federación; reveló Emilio Barriga Delgado, auditor especial del Gasto Federalizado de la Auditoría Superior de Fiscalización.
Señaló que este mismo año la Auditoría Superior de la Federación (ASF) podría enviar “recomendaciones” al Congreso de la Unión para que se implemente este mismo año, para absorber en un mismo sistema a los auditores superiores de los estados para evitar que sean presionados de manera política por los gobernadores.